miércoles, 18 de enero de 2017

Creps

Buenos días Familia.

Hoy os traigo una receta súper sencilla y familiar al 100%.
Las creps, o crêpes, son perfectas para acompañar lo dulce y lo salado, para comer solas también. Con algo tan sencillito podemos sacar un postre maravilloso y muy lucido.
Consejo: Cocinar en un lugar caliente, al llevar mantequilla o manteca, la masa podría parecer algo cortada o grumosa, pero solamente es porque la mantequilla se solidifica con el frío y la humedad.

Ingredientes:
  • 250g harina
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de azúcar
  • Sal
  • 500ml de leche
  • 50g de manteca o mantequilla

Batimos en un bol los huevos, la harina, la leche, la sal, el azúcar y la mantequilla derretida. Obtendremos una masa fina que manejaremos con un cucharón.
Precalentamos una sartén plana. Yo el fondo de la sartén lo suelo bañar en mantequilla, corto un taco pequeño que pincho en un tenedor y la unto a cada crep que saco.
El fuego no debe estar muy alto para no quemar la masa. Con ayuda de dos tenedores, le damos la vuelta y dejamos que se cocine por ambos lados.

¡Voilà! Ya tenemos nuestras deliciosas creps.
Si las vais a tomar en dulce, podéis espolvorear algo de azúcar mientras están calientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario